La antigua Imprenta Blasco, situada en la plaza del Ecce Homo, empieza a avistar su proceso de rehabilitación.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, visitó ayer el edificio a la espera de que hoy mismo se inicie el traslado de la maquinaria que está en su interior para proceder a su restauración.

En noviembre está previsto que se inicie la rehabilitación del edificio, que tendrá 26 viviendas de alquiler social. Los bajos, donde se ubicaba la antigua imprenta, se acondicionarán como espacio museístico, que también se quiere destinar a actos culturales.

La inversión es de 1,6 millones de euros. HA

Interior de la Imprenta Blasco, que está a la espera de rehabilitación. OLIVER DUCH

Notas de Prensa

el Periódico de Aragón